lunes, 2 de diciembre de 2013

EL ÁGUILA, LA LIEBRE Y EL ESCARABAJO.


Acá estoy nuevamente trayéndoles toda la sabiduría de Esopo a través de sus FÁBULAS.
Sepamos enriquecer nuestra vida a través de sus moralejas, ellas están siempre vigente pues han trascendido el tiempo y el espacio.

El águila, la liebre y el escarabajo.

Una liebre perseguida por un águila buscó refugio en la guarida de un escarabajo.
- Perdónale la vida dijo el insecto al águila.
Pero ésta agarró la liebre y remontó el vuelo.
El escarabajo, furioso, fue al nido del ave y,para escarmentarla, rompió sus huevos uno por uno.
-¡ Mis pobres polluelos!- gemía el ave desconsolada-. El próximo nido lo haré en lo alto de una montaña.
Y así lo hizo, pero el escarabajo volvió a estrellarle los huevos.


Desesperada el águila pidió a Zeus que se encargara de cuidar sus huevos, pero el escarabajo dejó caer una bola de barro sobre su túnica, y éste al querer limpiarse, arrojó nuevamente los huevos al suelo.
Desde entonces, el rey del Olimpo. decretó que las águilas pusieran sus huevos en invierno, cuando los escarabajos no salen de sus madrigueras.

  MORALEJA: Muchas veces, soluciones sencillas evitan grandes problemas.
***
EL CUERVO ENFERMO

Un cuervo que estaba enfermo dijo a su madre:
- Madre, no llores más y ruega a los dioses por mí.
La madre contestó:
-¿ Cuál de todos, hijo mío,tendrá piedad de ti?.
¿Acaso queda alguno a quien no le hayas robado la carne?.

MORALEJA
No te rodees de enemigos, pues en momentos de necesidad no encontrarás un solo amigo.

Un abrazo a todos y cada uno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario